martes, 15 de noviembre de 2011

Capitulo 51. La guerra de Shizu

Tantas cosas pendientes y ninguna hecha. Cada día me pongo delante de los textos para trabajar, y acabo aun mas deprimida de cuando empece. Tengo mil ideas en la cabeza que no consigo plasmar, y tengo la sensación que no es otra cosa que no saber por donde empezar a escribirlas. Ciertas cosas me salen solas, empiezo a escribir y no hace falta saber que estoy poniendo porque esta en mi cabeza, las cosas adquieren sentido por si solo pero no consigo saber donde esta el fallo en lo que intento hacer ahora. Supongo que también el caos que hay dentro de mi es el culpable de ello. No consigo quitarte de mi cabeza, y empiezas a cobrar un sentido nuevo, algo inesperado, e ilógico por que se a ciencia cierta de que no ocurre lo mismo por tu parte. Quizás tambien se debe a tu condición de quien eres, mas una ilusión que algo real. Puedo tocarte pero creo que realmente no estas ahí. Hace ya mucho que me prometí que no debía empatizar tanto y mucho menos preocuparme por alguien que seguramente en mi no lo hace de ninguna de las formas posibles. Pero no se por que mi cabeza funciona de ese modo, no se por que ella actúa sola y le da enteramente igual que el resto de las partes de mi cuerpo anden a la guerra. De hecho mi corazón se ha encerrado en si mismo y ha dicho que no va salir hasta que las cosas cambien, aunque por la noche, puedo oírlo como palpita y no es una taquicardia, que de esas ya hemos tenido unas cuantas veces. Pero el se hace el duro y pasa de lo que le esta diciendo la cabeza, que en vez de convertirse en un ser racional por los palos recibidos ha decidido entrar en la pubertad y en la edad del pavo y ser.. en fin, incoherente.
Y yo en medio, sirviendo de medio en una guerra que no tiene un final feliz, sabiéndolo de antemano y deseando que alguna señal me caiga del maldito cielo y creer en la serendipia una vez mas. Paso una vez, por que no dos? Pues por que no. Esta claro.

2 comentarios:

Shizu dijo...

Comentario de prueba...

Náyane dijo...

Desgraciadamente el corazón muchas veces hace lo que le da la gana sin importar si la cabeza dice o piensa esto o lo otro... Pero así son los sentimientos, las emociones. Casi siempre van por su lado, casi siempre son irracionales.
Siento que no tenga esto final feliz :/
A veces... a veces siento que cuanto menos quiero pensar en algo concreto, más pienso >.< es frustrante. Pero también pienso que si no tenemos eso de si pensamos o no en nuestra mente y nos volcamos en otras cosas, a veces es un poquito más "fácil", no sé si me explico.
Cuidate mucho Shizu :****